Elecciones: discursos, legitimidad y poder político

Introducción. Con la organización y la movilización, se subvierte al poder político y económico.

El Estado no es capaz de resolver nuestros problemas como trabajadores. Esta afirmación podemos reforzarla a nivel histórico y a nivel actual. Este año se han cumplido 100 años de la histórica huelga de “La Canadiense”, donde, tras una larga lucha, se consiguió el establecimiento de la jornada de ocho horas en España. Nosotros no creemos en la mitificación de ciertos sucesos históricos, pero sí en el uso material que tiene aprender de luchas y experiencias pasadas que han condicionado la realidad actual. Lo ponemos de ejemplo para reforzar nuestra afirmación por la importancia que tiene, dado que se consiguió a través de la movilización y la organización al margen del poder político, no a través de la benevolencia de los poderes económicos y políticos. Sin embargo, a día de hoy es casi un lujo tener una jornada laboral de 8 horas al día y 40 horas semanales. Mirando la actualidad, aun siendo menos ambiciosos y algo posibilistas, ponemos de ejemplo el movimiento 15M, que consiguió despertar conciencias y fue germen de movimientos asamblearios como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que ha logrado conquistas en respuesta a la violencia que ejercen los bancos contra los desahuciados, o la lucha feminista en torno a las movilizaciones del 8 de marzo, que ha subvertido el discurso dominante, ha visibilizado el problema real de la desigualdad de la mujer en el mundo laboral y la violencia social que ejerce la sociedad patriarcal, alterando las agendas de los partidos políticos.

Sigue leyendo

Anuncios

La responsabilidad del proletariado ante la guerra.

Apuntes y aportaciones sobre la conferencia de Rudolf Rocker en el congreso de los obreros de la industria del armamento en Erfurt en marzo de 1919

Rudolf Rocker es un escritor y militante anarquista y anarcosindicalista de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Su obra, por tanto, hay que contextualizarla con la sociedad de la época. Aunque hay que tener en cuenta que no es algo tan lejano: estamos hablando del periodo de «entreguerras», es decir, entre la I y la II Guerra Mundial; solamente hace un siglo. Aun así, su texto sigue teniendo vigencia dado que, aunque la sociedad occidental está evolucionando, y con ella la economía de mercado capitalista, la lucha de clases sigue estando vigente. Muchos teóricos anarquistas, a pesar del tiempo, siguen acertando en diversas críticas y afirmaciones, como que la mayor parte de la riqueza será acumulada por unos pocos capitalistas. Esta afirmación se está denunciando por parte de diversos movimientos sociales en este periodo de paz relativa que está viviendo Europa después de la trágica II Guerra Mundial hasta el siglo XXI actual. Además, otras críticas como la que hace Rudolf Rocker al parlamentarismo, siguen siendo hoy en día totalmente válidas.

Sigue leyendo

La industria armamentística

[y el gran negocio de la guerra]

No hay estado o reino que durante su trayectoria no haya manchado su historia con la brutalidad de la guerra. Los conflictos bélicos, llevados a cabo entre potencias por intereses económicos, no han traído nunca nada mas que miseria y muerte entre pueblos ,mientras que los grandes poderosos jamás mueren ni morirán en el campo de batalla. Siempre a funcionado de esa manera, mandar a los peones a defender una patria y unos intereses que nunca beneficiaran a nadie mas que a los ricos. Aquí dejamos estas clásicas y sabias palabras para centrarnos en el tema actual: Sigue leyendo

[Argentina] Ante los operativos policiales contra los espacios libertarios

Ante los operativos policiales contra espacios libertarios, denunciamos la búsqueda de estigmatización mediática y social para la construcción del anarquismo como nuevo enemigo público. Condenamos la caza de brujas, el accionar represivo y la persecución política con el fin de criminalizar la justa protesta social y distraer la atención del saqueo que se lleva adelante. Sigue leyendo

1º de mayo de 2018: Contra todas las guerras

[Por la solidaridad entre los pueblos]

Ni un hombre, ni un arma para el Estado. Así de contundente fue el compañero anarquista Rudolf Rocker en el congreso de los obreros de la industria del armamento en Erfurt en marzo de 1919, antes del inicio de lo que conoció como II Guerra Mundial. Una reivindicación que a día de hoy sigue siendo necesaria, dado el panorama bélico que existe hoy en el mundo. Sigue leyendo