[Francia] Contra la represión estatal y el oscurantismo religioso

La Federación anarquista se posiciona en contra de la estafa ambientalista COP21 (XXI Conferencia Internacional sobre Cambio climático) organizada por las mismas personas que son responsables de todos los problemas ambientales a escala global y contra el oscurantismo religioso del Estado islámico y sus ataques a la población, en Francia como en otros lugares.

Hoy más que nunca la libertad es atacada por el oscurantismo estatal y religioso. Mientras que el gobierno francés organiza la represión contra l@s anti-capitalistas y libertari@s que quieren ir a París para la COP21, colabora con regímenes islamistas como los estados turco, iraní y saudita, y por lo tanto en contra de las poblaciones kurdas que se encuentran en primera línea contra el Estado islámico.

Después de los ataques terroristas del 13 de noviembre 2015 reivindicados por el Estado islámico, el Estado francés, que está en guerra en Siria y también en Níger, Malí, Chad, viene de declarar el estado de emergencia en toda Francia, lo que le permite violar las libertades civiles. Durante la COP21, al cierre de las fronteras ya previsto, es probable que se añada la represión contra las acciones anti-capitalistas. Los planes Vigipirate han demostrado su inutilidad y el estado de emergencia no será eficaz. Todo esto beneficia principalmente a los islamistas y los fascistas de todo tipo, encantados de asistir a la militarización y la polarización de la sociedad francesa, y al deterioro de las libertades individuales.

En la raíz del problema, tras varios años, la pobreza, el racismo y la estigmatización de los franceses de origen extranjero, especialmente en los suburbios, que ha llevado a la radicalización de los cientos de jóvenes que fueron a la yihad a Siria e Irak, o simplemente cometido los ataques en los que murieron más de 128 personas inocentes. En aquellos lugares donde la pobreza es más alta, la manipulación por los islamistas radicalizados se ve facilitada por la ausencia de organizaciones que abran una perspectiva emancipatoria.

Si el gobierno francés hipócritamente sigue trabajando con los estados teocráticos, siestigmatiza a los jóvenes franceses de origen extranjero o de la fe musulmana, si sigue dando lecciones moralizantes sobre ecología mientras prosigue su campaña imperialista en África para proteger las minas de uranio de Areva, el terrorismo fundamentalista y estatal continuará.

¡Contra el Estado y el oscurantismo, organicemos la resistencia social y libertaria!

Fédération Anarchiste  (FA-IFA)

Anuncios