Contra la guerra, el fascismo, el nacionalismo y el racismo.

[Solidaridad con refugiados e inmigrantes]

Estamos en medio de una gran crisis social humanitaria sin precedentes, pues la expansión de la pandemia global está revelando de la manera más enfática la naturaleza criminal del Estado y del Capitalismo. Por un lado, la mayoría social enfrenta ya nuevas duras condiciones de explotación y represión. Por otro lado, el Estado está defendiendo su poder y la acumulación de riqueza en manos de los jefes, expandiendo el Estado de emergencia y privando a la sociedad de los recursos necesarios para manejar este desastre. Así, miles de inmigrantes y refugiados están amontonados en campos de concentración bajo condiciones de vida horribles, sin ningún medio disponible de auto-protección contra la pandemia. El Estado de excepción impuesto a ellos los lleva a su exterminio y consiste en un crimen de Estado y capitalista.

La guerra y el fascismo son la única “respuesta” que el sistema puede dar a su propia profunda y total crisis, a sus propias contradicciones derivadas de su principio básico (la opresión y explotación del ser humano por el ser humano).

A nivel global, los jefes políticos y económicos están intentando un ataque incondicional contra las personas de la periferia capitalista a través de la guerra, operaciones militares y subversión de regímenes e imposición de otros nuevos, tratando de controlar áreas enteras, fuentes de riqueza…, incluso poblaciones enteras. Esto es una condición bajo la cual millones de personas están condenadas a pobreza, enfermedad e inmigración forzada como pre-requisito para asegurar la súper-acumulación de riqueza en manos de las élites financieras globales y el re-ordenamiento del equilibrio geo-político del poder en el contexto de competición internacional entre poderes globales, regionales y locales.

Los miles de refugiadxs e inmigrantes en las fronteras terrestres y marítimas, todos aquellos bloqueadas en modernos campos de concentración bajo viles condiciones, aquellos presos en un racista Estado de excepción, son los efectos de las políticas “disuasorias” asesinas anti-inmigración “y la construcción de la Fortaleza Europa.

Los “muros” construidos no son sólo útiles para mantener a los parias, las “poblaciones sobrantes”, fuera de Europa por todos los medios, sino también para promover la fascistación de las sociedades occidentales, para establecer una condición de miedo, control y odio, conducida a la aceptación de la explotación por lxs jefxs.

Contra la bancarrota mundial del Estado y el Capital, contra la guerra declarada por los dominadores de los represionados de este mundo, como anarquistas, luchamos con la solidaridad de clase e internacionalista como nuestra arma, promocionando la organización del contraataque de los explotados para la destrucción de este mundo decaído. Locales, inmigrantes y refugiados, todos juntos, vamos a luchar desde abajo contra la pobreza, empobrecimiento, represión, subyugación, vamos a fortalecer y defender todos los campos de la resistencia social y de clase, objetivo de la represión, y organizar otros nuevos. Contra el fascismo, la intolerancia, la guerra, la represión y la explotación, ¡la causa de la Revolución Social, de la construcción de una nueva sociedad de solidaridad, equidad y libertad entre las ruinas del mundo de la autoridad… está siempre viva!

NO A LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN
CONDICIONES DE VIDA DECENTES Y LIBRE MOVIMIENTO PARA REFUGIADXS E INMIGRANTES
DEJADNOS DESINTEGRAR EL MODERNO APARTHEID DE LA FORTALEZA EUROPA
LA SOLIDARIDAD ES EL ARMA DE LAS PERSONAS.

FAO (Federación para la organización anarquista, Eslovenia y Croacia)
FAI (Federación Anarquista Italiana, CRInt-FAI)
APO (Organización Política Anarquista – Federación de colectivos – Grecia)
FA (Federación Anarquista, Francia y Bélgica)
AF (Federación Anarquista, Bretaña –Reino Unido–)
FLA (Federación Libertaria Argentina)
FAI (Federación Anarquista Ibérica)