[Internacional] Mensaje de solidaridad internacionalista con las revueltas en EE.UU.

El 25 de mayo, en Minneapolis, EE. UU., cuatro policías arrestaron a George Floyd por, supuestamente, usar un billete de 20 dólares falsificado. Mientras estaba esposado, tres de ellos le arrojaron al suelo y le sujetaron, con el oficial de policía Derek Chauvin estrangulándolo durante más de 8 minutos, incluso después de que hubiese perdido claramente el conocimiento, asesinándole a la vista de todos.

La violencia policial en los EE. UU. es uno de los pilares básicos de un Estado que ataca frenéticamente para mantener su poder. Habiendo causado y estando involucrado en cientos de operaciones de guerra imperialistas, el Estado estadounidense bombardea a civiles y saquea la periferia capitalista, aterrorizando al planeta, pero también a sus propios habitantes y, más intensamente, a la población negra, indígena y pobre.

La estricta estratificación de clases de la sociedad estadounidense, en la que una pequeña élite posee una abrumadora mayor parte de la riqueza del país, donde miles de trabajadores mueren debido a sus condiciones de trabajo, se ha hecho aún más flagrante durante la evolución de la pandemia, ya que la mayoría de los que perdieron la vida proceden de las clases bajas, las más pobres, las más excluidas, las más reprimidas.
La gente de esas comunidades raciales y de clase ha inundado cientos de ciudades en los EE. UU. en los últimos días, protestando y enfrentándose a la policía, construyendo barricadas, incendiando comisarías y destruyendo objetivos capitalistas. Estas son las miles de personas que se han rebelado, y que están contraatacando, indignadas por la violencia racista y asesina de los mecanismos represivos, por las sofocantes condiciones de explotación y represión, desafiando a las fuerzas de la policía, la guardia nacional y el ejército en las calles, bajo las órdenes de Trump, para aterrorizar, mediante detenciones, balas de goma y asesinatos de manifestantes a aquellas que batallan “en el corazón de la bestia”, contra la brutalidad estatal y capitalista.

Del lado de los pueblos en revuelta de los EE. UU. se encuentran miles de personas que luchan, desde México y Brasil hasta Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Grecia, Palestina e Israel, retomando el hilo de la revuelta en los EE. UU. y luchando contra la violencia represiva, el racismo, la pobreza, el empobrecimiento y la explotación. Desde las manifestaciones y los enfrentamientos callejeros por George Floyd y por todos aquellos que han sido asesinados por la policía de los EE. UU., hasta los enfrentamientos en México por el asesinato de Giovanni López por parte de la policía, por no llevar máscara, y las manifestaciones en Brasil contra las políticas fascistas y asesinas del Bolsonaro, la lucha común de palestinos e israelíes contra el asesino Netanyahu y el apartheid moderno, la eliminación de los símbolos de esclavitud que dominaban las calles en Gran Bretaña y los enfrentamientos sociales y de clase en Francia que continúan y se intensifican a pesar del aumento de la violencia represiva.

Estos son nuestros hermanos y hermanas de clase, que luchan por sobrevivir en todos los rincones del mundo contra la pandemia y levantan los puños contra la brutalidad estatal y capitalista, enviando un mensaje de solidaridad con todos los que resisten. Son las reprimidas y explotadas que iluminan el camino de la resistencia, todas las que mantienen viva la revuelta, pero también la batalla por el derrocamiento del Estado y el capitalismo, por una sociedad solidaria, igualitaria y libre.

SIN LIBERTAD NO HAY PAZ
NINGÚN OTRO MUNDO ES POSIBLE MIENTRAS EXISTAN EL ESTADO Y EL CAPITALISMO
LUCHA POR UNA REVOLUCIÓN SOCIAL GLOBAL

FAO (Federación por la Organización Anarquista, Eslovenia y Croacia)
FAIt (Federación Anarquista Italiana, CRInt-FAI)
APO (Organización Política Anarquista, Federación de Colectivos, Grecia)
FA (Federación Anarquista, Francia y Bélgica)
FAM (Federación Anarquista de México)
FAIb (Federación Anarquista Ibérica)
FLA (Federación Libertaria Argentina)
AF (Federación Anarquista, Gran Bretaña)