Frente a la nueva (vieja) explotación, recuperar la conciencia de clase

[Declaración ante el Primero de Mayo]

Mucho han cambiado las cosas desde que se celebrara, allá por el año 1886 en Chicago, la huelga del Primero de Mayo para reivindicar la jornada de ocho horas. En todo este tiempo se han sucedido guerras, revoluciones, golpes de Estado y todo tipo de acontecimientos políticos y sociales que han conmovido y vuelto a conmover al género humano.

Sin embargo, tanto ayer como hoy, hay algo que permanece inalterable: la explotación capitalista hacia la clase trabajadora. Si acaso, hoy somos testigos de una nueva explotación, más sutil si se quiere, más elaborada, más astuta, que ha logrado la obediencia de las personas explotadas, a las que directivos, corporaciones, patronos y “jefecillos” de todo tipo extraen la plusvalía y el fruto de su trabajo, sin necesidad de utilizar el látigo, ni la policía, ni juzgados, ni el aparato del Estado para proseguir con su expolio y mantener su sistema jerárquico y someter a la mayoría de la población. Hoy hemos llegado a la autoexplotación de las trabajadoras y los trabajadores; esa es la gran victoria del capitalismo actual. Sigue leyendo

La salud no es una mercancía

[Socialicemos la industria farmacéutica.]

El caos y el desorden del capitalismo y sus Estados gestores está llevando al desastre a la humanidad, especialmente a la más pobre (es decir, a la mayoría). La crisis sanitaria generada por una pandemia que, además, tiene su origen en el expolio y la depredación de espacios naturales por parte de las grandes corporaciones extractivistas, así como en la destrucción de la biodiversidad, es insostenible, siendo que el dinero y el mercado están por encima de todo, incluso de la salud y de la vida. Sigue leyendo

[Internacional] Comunicado de la Internacional de Federaciones Anarquistas (IFA)

La pandemia mundial y sus consecuencias están agobiando a la clase trabajadora, a los explotados y al pueblo oprimido. Es la parte de la población mundial más afectada por la pandemia y, al mismo tiempo, la más comprometida con proteger la salud de todos. Sigue leyendo

La subida de la luz, una mecha para encender la protesta

Las compañías eléctricas anuncian importantes subidas de un bien necesario y esencial, especialmente en invierno y máxime con la última ola polar. Pretenden así presionar al pueblo para que, en un momento en el que es difícil prescindir de la energía, paguen lo que les pidan. Se trata de un atraco legal, no solo con el beneplácito del Estado, sino promovido también por éste, ya que la energía eléctrica es un negocio para muchos, pero también para el Estado que se lleva el 26 por 100 (21% del IVA y 5% del impuesto eléctrico). Sigue leyendo

Contra los intereses del capital. ¡No a la vuelta al trabajo!

La decisión del Gobierno de enviar al trabajo desde el pasado día 9 de abril a miles de trabajadores de actividades consideradas no esenciales responde a la presión del poder económico y financiero, que por un lado no quiere ver limitados sus beneficios y por otro no desea seguir pagando permisos retribuidos a sus trabajadores por el confinamiento forzoso. Sigue leyendo